Reloj de agua

Duró muy poco

tanto que ningún reloj

pudo ni ponerse las pilas.

“Esto que te grito es un secreto”

refunfuñaba mientras sonreía

con un pañuelo que era un mundo

y una cortina. “Lanzaré la última piedra,

querida”, pero no había habido primera.

Las aguas subían tranquilas

ya habían ahogado a 27

tiburones con miedo.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Escribo poemas

Colecciono fracasos

Publicado en Uncategorized | 1 comentario

Propón

Detén el tiempo y ten lo suyo

no dejes escapar la fría luz que nos resigna

humilla sus frases largas en latón

intenta que todo sea intentarlo

ser uno más uno en la tormenta, dos

en la resaca primera y sobria del disparo final.

 

Detén el espacio, ignora los trenes, y despacio

desnuda tus labios frente a la cosa esa rara

que puse en el salón aquel día gris

en el que soñé que vinieras conmigo

para mantenernos despiertos un siglo

mientras el mundo comía pipas sin sal

en un banco al sol de los mercados.

 

Detén esta ruleta y desnuda tu alma

flota tus manos con mis encías

resbala tu pecho sobre mi espalda

y creemos el fuego en el que queramos

depositar los edificios, las asignaciones y los designios

quebrados. Sube conmigo arriba. Baja contigo.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Confusión fría

Era tan triste que no producía ni tristeza

Recoger tres o cuatros papeles en blanco

Alinear un cuadro con mi derrumbe interno

Prender fuego a un charco transparente sin agua.

Lamentarse por no haber sabido a nada

Por no querer haber sabido lo de las certezas

por no acertar con el rimel ni los zapatos. Por decir un beso

y nunca más darlo. Ahora ser consecuente y raro.

Atravesar los árboles mascando su corteza de limón amarga

y escupir estrellas apagadas para que no me hielen

el hígado, los riñones, las corneas y la existencia.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Los retos del naufragio

Con una equis destruirlo todo
respirar mientras me miro el ombligo
en una pantalla así de plasma, cómo
contar que yo estaba haciendo guisantes
muy ricos, mientras ella me contaba
las cruces que iba poniendo sobre mi tumba.
El amor es lo que tiene que es lo que quita
no levantarme, no salir de la cama
pero seguir estando solo como la luz
que no vio nunca nadie en un colchón
sin vida ni muelles. Seguir diciendo gracias
seguir siendo uno más y el único, rociar
de vello púbico los dramas que se encienden
cuando comprendo que no hay ningún fuego,
aunque todo sea rojo, aunque todo me queme.
Repoblar mis órganos. Agujerear nuevas nubes.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Los príncipes

Rubén tiene un corazón tan gordo como su tío

es su bondad y unos ojos azules que retan

al futuro y a los perseguidores, a los astronautas

que sólo saben arrastrarse por el suelo, tú, Rubén

eres el espacio y el tiempo y un niño bueno.

y te pones de pie y tiembla el cielo, se encienden las luces

y estás escondido para que te encuentren. Dar un susto,

reírte y mirar al hermano como si fueras tú nacido

de nuevo. Volver a jugar a conocerte, enchufar la consola

apagar los mandos, meterte un gol a ti mismo,

y celebrarlo como los ciegos celebran cada día ver tu luz.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

2011

Una de las funciones por/con las que nació este blog es dejar constancia de lo que quiero hacer. Descartar lo que se encarta y trabajar sobre él. Voy a paralizar la  novela corta de la que hablaba en principio de los tiempos (es decir, de este blog). No sé si le tengo miedo o respeto o realmente lo que no tengo es demasiada fe. Pero La vida superficial se para momentaneamente.

Vuelvo a escribir de cine en Miradas y no sé si me apetece seguir escribiendo de música (mañana colgaré mi último artículo en yndytv). Empezamos a preparar otro videoclip con la productora Cazón en adobe y en breve presentaremos el libro Cien miradas de cine, coordinado por Cáceres y servidor. Pero los dos proyectos sobre los que más trabajaré e informaré aquí son dos. Un libro de poemas que casi ya está terminado y que se llamará “Bestiario de mí  mismo” y un segundo proyecto que nació anoche y que en pocas horas se ha convertido ya en una cuestión personal: hacer el típico libro de relatos convencional (nada que ver en un principio con Persiga a esa góndola) pero que por dentro no lo sea. Se llamará La extinción de los dinosaurios y versará sobre las diferentes maneras en las que las personas buscan encontrar pareja. Un libro sobre el amor propio y ajeno, sobre la soledad y sobre su amante.

Espero ir adelantando cosas por aquí

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario