Impuesto sobre pájaros

Cuando separé mi boca de su vestido

la lengua me sabía a tierra recién mojada.

Pensé que era el momento de volar

por debajo de las calles, agitar el humo

o sonreir como si nada fuera nadie,

picotear el cielo en busca de una lluvia

que secara bien por dentro mi cabeza

y pedir una hipoteca aún menor

para hacer un nido con  mis pestañas.

También una ramita y un acordeón,

pero esa ya es otra batalla.

Acerca de cosasserias

Escritor, crítico de cine, noctámbulo, roncador, creativo de publicidad, chirigotero, gordo, poeta, de mal humor si no le da tiempo a ducharse, adicto a las cosas que molan, deportista de salón, insomne, diplomado en filología hispánica. Esta será mi página para las cosas serias que tengo que afrontar de una vez por todas: ser lo que quiero ser dentro de la diáspora personal de mi propia esencia.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Impuesto sobre pájaros

  1. peterpol dijo:

    brutal ese final, molt bien! (se ha cortado el chat)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s