Los príncipes

Rubén tiene un corazón tan gordo como su tío

es su bondad y unos ojos azules que retan

al futuro y a los perseguidores, a los astronautas

que sólo saben arrastrarse por el suelo, tú, Rubén

eres el espacio y el tiempo y un niño bueno.

y te pones de pie y tiembla el cielo, se encienden las luces

y estás escondido para que te encuentren. Dar un susto,

reírte y mirar al hermano como si fueras tú nacido

de nuevo. Volver a jugar a conocerte, enchufar la consola

apagar los mandos, meterte un gol a ti mismo,

y celebrarlo como los ciegos celebran cada día ver tu luz.

Acerca de cosasserias

Escritor, crítico de cine, noctámbulo, roncador, creativo de publicidad, chirigotero, gordo, poeta, de mal humor si no le da tiempo a ducharse, adicto a las cosas que molan, deportista de salón, insomne, diplomado en filología hispánica. Esta será mi página para las cosas serias que tengo que afrontar de una vez por todas: ser lo que quiero ser dentro de la diáspora personal de mi propia esencia.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s