Confusión fría

Era tan triste que no producía ni tristeza

Recoger tres o cuatros papeles en blanco

Alinear un cuadro con mi derrumbe interno

Prender fuego a un charco transparente sin agua.

Lamentarse por no haber sabido a nada

Por no querer haber sabido lo de las certezas

por no acertar con el rimel ni los zapatos. Por decir un beso

y nunca más darlo. Ahora ser consecuente y raro.

Atravesar los árboles mascando su corteza de limón amarga

y escupir estrellas apagadas para que no me hielen

el hígado, los riñones, las corneas y la existencia.

Acerca de cosasserias

Escritor, crítico de cine, noctámbulo, roncador, creativo de publicidad, chirigotero, gordo, poeta, de mal humor si no le da tiempo a ducharse, adicto a las cosas que molan, deportista de salón, insomne, diplomado en filología hispánica. Esta será mi página para las cosas serias que tengo que afrontar de una vez por todas: ser lo que quiero ser dentro de la diáspora personal de mi propia esencia.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s