La latitud del poema

O cuando un poema late hacia alguna parte.

Lo estuve pensando y no hay casi más

Terminar el contrato, certificar el odio,

separar el grano y llenar de paja la noche

inamovible del túnel de instantes. Los cocodrilos

lavaran sus patas en la sangre de nuestros ojos y los niños

contarán historias para no morir a sus abuelos.

La prensa, siempre oportunista, hablará de suicidio colectivo.

Acerca de cosasserias

Escritor, crítico de cine, noctámbulo, roncador, creativo de publicidad, chirigotero, gordo, poeta, de mal humor si no le da tiempo a ducharse, adicto a las cosas que molan, deportista de salón, insomne, diplomado en filología hispánica. Esta será mi página para las cosas serias que tengo que afrontar de una vez por todas: ser lo que quiero ser dentro de la diáspora personal de mi propia esencia.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s