Si no les gusta…

Tengo otros. O no. Pero estos son mis principios en este blog. En esta nueva tentativa. El origen, la primera piedra, la botella de champán que se estrella en una patera. Buscar concursos, plantearse metas, instaurar fechas, imprimir el día de caducidad de nuestras heridas y abrazos. Ser práctico, graduar el miedo.

La verdad es que las cosas no están muy adelantadas. De la novela corta hay una estructura cerrada y subterránea. 12 capítulos que pertenecen a un lugar cada uno de ellos. Tengo la mitad del primero escrito. Del libro de relatos apenas apuntes viejos en ordenadores muertos. Me pondré la escafandra y empezaré a bucear entre discos duros, virus en reserva, documentales porno y películas no vistas. Críticas de cine de cuatro líneas, estadísticas de todas las ligas de baloncesto, algún esbozo largo de corto, fotos de Christina Hendricks y mi sobrino (por separado), mails generales que no escribiré en partícular. Promesas que no valen mucho.

Muchos poemas. Quizá es lo que llevo más adelantado. El zumo (llamaré así a Un zumo del sabor que más te guste) era una crónica etílica de noches y días de romances raros y cortos, frustrados, consumados, aplazados,  hasta llegar a la verdad que fue María (y el poema Evolución: Te llamo/te lamo/te amo/temo). Ahora María ya no está y tengo que saber el tema sobre el que quiero agrupar mis palabras. Otro fracaso, el mundo laboral, más noches, algunos labios, mapas del tesoro con demasiadas cruces y poco Norte, decepciones personales, piercings que se te infectan. Mear después de comer espárragos era un gran título para el nuevo libro de poemas aunque ya lo utilicé para uno de los poemas de El zumo. Quizá lo utilice de todas formas. Me doy cuenta de que cuanto más alejo mi escritura de Bukowski más se le parecen mis títulos.

Por lo demás poco más. Reunión con Tara y la gente de Nephilim para instruirnos en 3d, empezar a ver Anticristo, recibir camisetas de The Wire compradas por ebay, venir andando a trabajar, trabajar en cosas locas, intentar escaparme para ver la prorroga de Japón-Paraguay. Luego España y los concursos. Y mañana, mañana más.

Acerca de cosasserias

Escritor, crítico de cine, noctámbulo, roncador, creativo de publicidad, chirigotero, gordo, poeta, de mal humor si no le da tiempo a ducharse, adicto a las cosas que molan, deportista de salón, insomne, diplomado en filología hispánica. Esta será mi página para las cosas serias que tengo que afrontar de una vez por todas: ser lo que quiero ser dentro de la diáspora personal de mi propia esencia.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s